Bitácora escolar: Protocolos de Emergencia

Entre las obligaciones de un Centro Educativo tenemos la preparación e implementación de un plan que garantice la integridad de todos los integrantes de la comunidad educativa dentro de la institución y sus alrededores, dicho plan debe atender las indicaciones extendidas por los organismos gubernamentales de salud y protección civil, así como contemplar a todos los involucrados en el quehacer escolar, previendo diferentes escenarios y cómo actuar ante ellos, por ello es importante que todo el alumnado, padres de familia y docentes conozcan a la perfección el Protocolo de Emergencias Escolar.

El Ministerio de Educación de El Salvador ha redactado diferentes documentos que contemplan diferentes escenarios y cómo actuar ante ellos, a grandes rasgos, podemos identificar las siguientes etapas en una situación de emergencia:

  1. Evaluación de Riesgos: El MINED forma parte de la Comisión Nacional de Emergencias, presidida por el Ministerio de Gobernación, en una situación de emergencia esta comisión se activa, analizando los riesgos y emitiendo diferentes alarmas según lo amerite.
  2. Al ser emitida la respectiva alerta, cada centro escolar actúa de acuerdo a los planes previamente trazados según su entorno, por ejemplo, en las escuelas cercanas a la costa generalmente se activa una alerta naranja antes que en otras escuelas en caso de lluvia. 
  3. De ser necesario, se decreta suspensión de labores hasta normalizar situación.
De los lineamientos específicos para emergencias, el MINED ofrece los siguientes procedimientos:

EN CASO DE TEMBLOR/TERREMOTO
ANTES
DURANTE
DESPUES
1. Estar pendiente de la información emitida por los medios de comunicación sobre las alertas emitidas por protección civil.
2. identificar y priorizar grupos vulnerables.
3. Conocer las zonas de seguridad y rutas de evacuación.
4. Retroalimentar a los comités de protección escolar.
5. Realización de simulacros de preparación en caso de un terremoto.
6. Realizar actividades curriculares sobre terremotos.
7. Sensibilizar a la comunidad educativa sobre la necesidad de tener un plan familiar ante emergencia y coordinar la entrega de sus hijos e hijos en caso de una emergencia.
8. Elaborar un plan de restitución de los procesos educativos durante la emergencia.
1. Activar el sistema de alarma.
2. activar el comité de protección escolar.
3. Informar sobre el proceso de evacuación y retorno.
4. Buscar en forma ordenada la zona segura según el Plan de Protección Escolar, utilizando las rutas previamente definidas,
5. Una vez iniciada la evacuación por ningún motivo se deberá retroceder en busca de algún objeto olvidado.
6. Los docentes deben permanecer con su grupo de estudiantes y, tras la evacuación, asegurarse de que todos sus estudiantes han llegado a la zona segura,
7. Alejarse de árboles y tendidos eléctricos.
8. Para el proceso de retorno al aula o entrega de estudiantes a madres y padres debe hacerse según los procedimientos establecidos y siguiendo las mismas normas de orden y disciplina.
9. No tocar cables de energía eléctrica que han caído.
10. Cerrar las llaves de gas para evitar cualquier fuga y usarlo nuevamente hasta que se haya realizado la inspección adecuada.
11. Controlar el flujo de agua y no utilizarlo hasta revisar alcantarillas.
12. Cerrar los circuitos de energía eléctrica para evitar accidentes por contacto con alambres caídos o un posible incendio.
13. No regresar a las áreas dañadas sin previa autorización.
1. En caso de que la infraestructura escolar colapse total o parcial, el director/a deberá informarlo a la brevedad posible a la Dirección Departamental de Educación. 2. Al retornar las actividades educativas es necesario revisar el interior y los alrededores para identificar escombros o basura que pueda poner en riesgo la salud y seguridad de la comunidad educativa.
3. Es necesario avanzar hacia una situación de aula normalizada, retomando gradualmente el horario normal y el sistema organizado de enseñanza y aprendizaje con los textos escolares oficiales. 4. Es de suma importancia que, al retornar las actividades del centro educativo, la identificación de estudiantes o docentes que hayan sido afectados psicológicamente, con la finalidad de reforzar el apoyo psicológico de parte de especialistas.

EN CASO DE ERUPCION VOLCANICA
ANTES
DURANTE
DESPUÉS
1. Conocer el mapa de los peligros volcánicos que delimitan las zonas de alto, mediano y bajo riesgo. 

2. Conocer las rutas de evacuación y tener previstas la posibilidad de alojarse temporalmente en casa de un familiar o amigo que no viva en la zona de riesgo.
3. Dar a conocer a la familia un sitio de encuentro.
4. Informarse de las medidas del plan de contingencia de la localidad.
5. Tener a la mano documentos de valor (identificaciones, escrituras, etc.)
6. Reportar los enfermos previamente a las autoridades para asegurarles su transporte en caso de una evacuación.
7. Estar atento a las alarmas (sirenas, campanas, silbatos, bocinas, etc.) que avisan que la erupción puede ocurrir.
8. Mantener almacenada agua potable y alimentos no perecederos para disponer de ellos en el momento de una evacuación.
9. Cubrir los depósitos de agua para evitar que se contaminen de cenizas o gases.
10. Mantener un maletín de primeros auxilios, un radio de pilas, una linterna en buen estado y pilas o baterías de reserva.
1. Conservar la calma; el pánico puede producir más víctimas que el fenómeno natural. 
2. Reunir rápidamente a la familia, especialmente a los niños y ancianos, quienes son las personas más vulnerables en estos momentos. 
3. Cerrar las llaves de agua y gas, desconectar la luz y asegurarse de cerrar bien puertas y ventanas.
4. Mantener la radio encendida para recibir la información que transmitan las autoridades correspondientes. 
5. Evitar ingresar a la zona de riesgo, desplazarse hacia lugares alejados del volcán. 
6. Alejarse de los valles y ríos por donde puedan bajar flujos de ceniza y rocas calientes, lava, lodo y emanaciones de gases. 
7. Buscar refugio bajo techo y permanece allí hasta que el fenómeno haya pasado. 
8. Respirar a través de una tela humedecida en agua o vinagre, esto evitará el paso de los gases y el polvo volcánico.
9. Proteger los ojos cerrándolos tanto como sea posible. 
10. En caso de una fuerte lluvia de ceniza no utilices el vehículo. 
11. Colocar cinta adhesiva en forma de X para que las explosiones del volcán que pueden causar ondas de aire o de choque pueden romper los vidrios de las ventanas.
1. Permanecer en el sitio seguro hasta que las autoridades informen que ha vuelto la normalidad. 
2. Mantén en sintonía tu radio para recibir instrucciones. 
3. Antes de entrar a tu casa revisa que no ha quedado debilitada por la erupción. 
4. Evita hacer uso de líneas telefónicas, caminos, transportes, servicios médicos y hospitalarios si no es estrictamente necesario. Muchas personas pueden necesitarlos con real urgencia. 
5. Elimina la acumulación del material volcánico caído sobre los techos ya que por el peso éstos pueden derrumbarse. Este riesgo crece si se presentan lluvias porque el agua aumenta el peso de los materiales sobre los techos (un metro cúbico de ceniza húmeda puede llegar a pesar más de una tonelada). 
6. Colabora con las tareas propias de la atención y recuperación de la emergencia. 
7. No comas ni bebas ningún alimento que sospeches se encuentre contaminado.
EN CASO DE EPIDEMIA
ANTES
DURANTE
DESPUÉS
Sensibilización y comunicación. 

El equipo directivo escolar deberá informar de manera oportuna a la comunidad educativa sobre la situación de la epidemia en la localidad, utilizando para ello todos los espacios posibles, ya sea por medio de asambleas con padres, madres y responsables de familia, actos conmemorativos, etc. 
Activación de los Comités de Protección Escolar. Los Comités de Protección Escolar y los organismos de administración escolar, directivas de padres de familia, deben articularse para la ejecución del Plan de Protección Escolar (PPE), el cual debe contemplar acciones que vayan encaminadas a disminuir el contagio de enfermedades.
Coordinación con instancias locales. El personal directivo de las instituciones educativas deberán coordinar con las instancias locales (Unidad de Salud Familiar, Municipalidades, Dirección Departamental de Educación, Comisiones de Protección Civil, ONG, etc.) aquellas acciones que requieren apoyo interinstitucional para responder de una mejor manera ante las posibles afectaciones que se podrían generar en la comunidad educativa. 
Implementación de acciones educativas:

  • Es necesario que durante las clases se profundice en los contenidos relacionados con hábitos saludables, protección y seguridad. Se deberá distribuir a las familias y colocar en lugares visibles, como periódicos murales, materiales educativos que brinden orientaciones sobre el tema. 
  • Se deberá garantizar la limpieza del 100% de los centros educativos públicos y privados a fin de eliminar al zancudo adulto, criaderos de zancudos, desechando todos los recipientes inservibles y, por otro lado, coordinar con la Comisión Municipal De Protección Civil, Alcaldías y Unidades de Salud la acción de fumigación y vacunación. 
  • Implementar el lavado de manos frecuente, especialmente antes y después de la comida. 
  • Estar vigilantes en el resguardo de los alimentos en los centros educativos, es necesario adoptar medidas tales como: mantener los alimentos protegidos, emplear técnicas de drenaje para evitar aguas estancadas y realizar corte de maleza en los alrededores de los centros educativos.

IMPLEMENTACION DE FILTROS ESCOLARES


1. Filtro familiar.
Al evidenciar que el niño o niña presenta síntomas de cualquier enfermedad, no deben enviarle al centro educativo. El paciente debe ser trasladado de inmediato al centro de salud más cercano para recibir evaluación y tratamiento según criterio médico.
2. Filtro de transporte escolar.
Este se implementará para los que hacen uso de transporte escolar. La persona que conduce o el responsable del transporte escolar (microbuses), deberá apoyar la aplicación del segundo filtro. Al reconocer un caso de enfermedad, deberá notificar a la familia del estudiante y llevarlo de regreso a casa, evitando así el traslado al centro educativo. También es fundamental garantizar el aseo y la desinfección diaria del vehículo.
3. Filtro en la puerta de la escuela.
Deberán integrarse equipos de docentes, personal administrativo, representantes de las familias y del estudiantado, cuya función será el chequeo de síntomas en el momento de entrada de estudiantes, docentes o personal administrativo.
4. Filtro durante la jornada educativa.
Este funcionará al inicio de las actividades del día y durante el desarrollo de la jornada educativa. El docente debe identificar a los estudiantes con síntomas y deberá tener comunicación y coordinación con el director o directora, quien coordinará con las entidades de salud a nivel local.
Recuerde: El paciente debe ser trasladado de inmediato al centro de salud más cercano para recibir evaluación y tratamiento según criterio médico.
Establecer medidas preventivas y de control en los centros educativos para evitar el contagio en posibles epidemias futuras.

Protocolo de Emergencia CAPA 2020

Para este año 2020, el Colegio Ángela Pineda Altamirano cuenta con un moderno protocolo de seguridad basado en los documentos oficiales del MINED y Protección Civil, así como procedimientos complementarios que garanticen la salud e integridad de nuestros alumnos. El documento estará disponible para su descarga en los archivos del sitio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *