Historia

Nuestro Colegio

El Colegio “Profesora Ángela Pineda Altamirano”, conocido popularmente por sus siglas CAPA, recibió su primera acreditación con fecha 7 de octubre de 2004, según acuerdo de creación 15-1153, código de infraestructura 21371, constituyendo  la primera escuela de formación en Salud legalmente autorizada en el Valle de Zapotitán, formando también bachilleres generales con enfoque en competencias socio-humanísticas y empresariales, con significativos valores agregados, promoviendo el emprendedurismo.

El 12 de noviembre de 2007 recibe la acreditación #15-1614, ampliando sus servicios educativos en bachillerato técnicos vocacional en comercio, opciones secretariado (Asistente Administrativo) y contaduría (Asistente Contable). La acreditación #15-1168 extiende su oferta educativa a Tercer Ciclo (7º, 8º y 9º grado), sector clave en la formación de los futuros profesionales, guiándolos en su proceso vocacional para bachillerato y estudios superiores.

Profesora Ángela Pineda Altamirano

La maestra Ángela Pineda Altamirano nació el 1 de Junio de 1923 en Jinotega, Nicaragua. Hija de don Martín Pineda y doña Petrona Altamirano, ambos de origen Nicaraguense.

Por circunstancias muy especiales emigró a San Salvador en 1944 como novicia de la congregación de las Hermanas Carmelitas, residiendo en el Colegio Belén de Santa Tecla, trabajando en pro de los más necesitados. No culminó su formación como novicia, pero su alta vocación y espíritu de servicio  hacia sus semejantes permitió su acreditación como docente.

A partir de entonces y logrando su nacionalización como salvadoreña, hizo su profesión como profesora de manera perpetua, convirtiéndose desde entonces en misionera del conocimiento, valores morales y buenas costumbres.

Toda la vida, el trabajo educativo de Angelita (como le llamaban afectuosamente), fue un testimonio de la alegría de amar a sus semejantes, de la grandeza y dignidad de quienes la rodearon, “el valor de las cosas pequeñas hechas con fidelidad y amor.” Falleció en el año 2002 rodeada de sus familiares y allegados.

Labor docente

Se desempeñó como docente en el cantón Tierra Colorada, Tepecoyo, caminando grandes distancias, dejando todo su sacrificio en su tarea como educadora. Luego en el cantón El Faro, Comasagua, en cuyo entorno hay toda una generación adulta que le recuerda con respeto y cariño. Posteriormente es trasladada a Finca San Antonio, Comasagua.

Posteriormente continúa su labor en la Escuela “Arturo Ambrogi” del municipio de Colón, culminando su servicio en la Escuela “Gustavo Vides Valdés”.

Galardonada con el premio “Honor al mérito” el 22 de junio de 1974 por todos los docentes y compañeros de trabajo que conformaban el Circuito 045 del sistema educativo de aquel entonces, fecha en el que también fue notorio el apoyo y el consenso de todos los padres y madres de familia al conceder el voto  y claras manifestaciones de simpatía y admiración. El circuito 045 comprendía los municipios de Ateos, Jayaque, Talnique, Tamanique y Colón.